Repasamos los 40 años del Bar Cervino

Repasamos los 40 años del Bar Cervino

40 años levantando la persiana en el barrio de La Almozara y cosechando premios y reconocimientos con sus tapas, esfuerzo y trabajo.

Montadito de ternasco con huevo de codorniz y foie, solomillos, pinchos morunos, revuelto de borraja, rabo de toro… Son muchas tapas estrella y muchas especialidades las que el Bar Cervino ha servido en 40 años de esfuerzo y trabajo. Eso es lo que significa el 40 aniversario que cumple este año este establecimiento situado en el barrio de La Almozara.

Juan José Navarro lleva abriendo cada día el bar que fundó en 1979 y descansando únicamente los lunes. Desde entonces, numerosos premios, como los que ha obtenido en el Concurso de Tapas de Zaragoza o incluso le dieron el título al almozareño del año en 2010. “Los premios significan una alegría y un reconocimiento de la trayectoria. Son muy positivos”, afirma Juan José. “Son muy importantes, pero te los tienes que trabajar después. El premio no te da de comer. Te abre las puertas, te da un empuje. Pero ese empuje lo tienes que aprovechar con constancia y trabajo, porque si no, no haces nada.”

Desde los años 70 hasta hoy, mucho ha llovido. Ha cambiado el país, el barrio, la clientela y la forma de trabajar en la hostelería. Según el fundador el triunfo en la hostelería es ir adaptándose a lo que el mercado va pidiendo y a lo que el público te va exigiendo. No obstante, todo mago guarda un as bajo la manga y es que el secreto del Bar Cervino está en la dinámica y calidad. “Lo que nos ha dado el triunfo a parte de la constancia ha sido la rotación del producto. Porque íbamos rotando bastante con cosas nuevas, pero sobre todo la base fundamental es la calidad del producto”, declara Juan José. A pesar de ello, para obtener el éxito rotundo el bar no solo cuenta con calidad, esfuerzo y trabajo. El servicio amable, profesional y cercano también es su punto fuerte. Prueba de ello es que el dueño lleva casi medio siglo con el negocio a cuestas, y eso no podría ser posible si no fuera por la pasión que este tiene y el desempeño que le pone, desde la preparación de sus tapas y platos hasta la sonrisa final al decir adiós a un cliente.

“Como aquel que dice, toda una vida dedicada a la hostelería. No se asemeja, ni se parece, ni es lo mismo a cuando empezamos. La evolución ha ido escalando año tras año”, sostiene.
Y esa evolución se puede ver plasmada en las paredes de su establecimiento donde las fotografías, recortes de periódicos y recuerdos se acumulan para recordar la esencia del Bar Cervino.

 

HORARIO

Martes a jueves
11.00 – 23.00
viernes a sábado
11.00 – 24.00
Domingo
11.00 – 16.00

 

DIRECCIÓN

Calle Ainzón, 18
976 43 47 77

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies