El Ayuntamiento de Zaragoza ha puesto en marcha un nuevo procedimiento para el concurso de concesión administrativa de ocho quioscos ubicados en distintas plazas, parques y paseos de la ciudad. Estos establecimientos, que actualmente están en desuso o cuyos contratos están ya caducados, se sumarán a los otros siete que ya fueron adjudicados en la primera fase de este plan de reactivación e impulso que se inició este verano.

Siguiendo con los objetivos planteados en el primer lote, el objetivo es dar un nuevo impulso a este tipo de instalaciones, para favorecer la creación de empleo, ofrecer ocio de calidad para los vecinos y conseguir una mejora arquitectónica y estética en estas construcciones. El anuncio de licitación de los pliegos fue publicado este martes en el Boletín Oficial de la Provincia. Los pliegos de condiciones están ya disponibles en el Perfil del Contratante de la sede electrónica municipal .

Los quioscos que forman parte de esta segunda fase de licitaciones son:

  • Paseo de la Constitución, 10
  • Plaza de San Pedro Nolasco
  • Parque de Delicias (a la altura de C/ Andrés Vicente)
  • Parque Torre Ramona
  • Paseo de la Ribera (embarcadero de Vadorrey)
  • Parque Pignatelli (cerca de C/ Maestro Estremiana)
  • Parque Pignatelli (cerca del Paseo Ruiseñores. Quiosco y atracciones)
  • Tenerías, junto al Ebro (Q4)

Estos se suman a los que integraron el primer bloque, que ya están licitados en proceso de puesta en marcha, en Parque de la Granja, Paseo Sagasta, Parque Castillo Palomar, Parque Bruil, Avenida de la Ilustración, Plaza de la Armonía y Plaza de los Sitios.

La consejera de Servicios Públicos y Movilidad, Natalia Chueca, ha explicado hoy en rueda de prensa que “estos ocho quioscos son los segundos que sacamos a concurso, confirman el plan que ya anunciamos hace unos meses, que es seguir avanzando para mejorar esta oferta de ocio y restauración que, en estos momentos, se ha revelado como vital para el sostenimiento de la actividad hostelera a consecuencia de la crisis sanitaria del COVID-19″. “Se trata – recuerda la consejera – de espacios que, como decíamos con la primera fase, llevan ya tiempo cerrados y cuyo uso podrá ser adaptado a las actuales demandas ciudadanas, adecuados a una Zaragoza del siglo XXI“.

“Las condiciones en las que se van a ofertar, como ya se demostró en la anterior convocatoria -explica Chueca- son lo suficientemente atractivas como para conseguir un buen número de ofertas en esta libre concurrencia”. Los espacios podrán ser destinados a la categoría de cafés y bares, cafetería o restaurante, siempre en las condiciones legales que determinan los pliegos administrativos y técnicos. “Queremos que sean también un punto de atracción de ocio y de cultura, lugares de encuentro que, en muchos casos, estarán asociados a las zonas verdes de la ciudad, que también queremos revitalizar”, recalca Natalia Chueca. La consejera ha recordado que, en la actual situación, y seguramente a medio y largo plazo, “se ha puesto en valor la actividad de ocio, cultura y de hostelería al aire libre, que facilita garantías sanitarias“.

Los adjudicatarios resultantes deberán hacerse cargo de las adaptaciones necesarias para la actividad específica a la que sea destinado cada quiosco, a lo que habrá que sumar las obras necesarias para su acondicionamiento estético, que vendrá definido en líneas generales por el Consistorio para mantener, desde ahora, una coherencia en la imagen de todos los quioscos municipales. “Como ya se ha hecho en la fase anterior, estamos impulsando la actualización del diseño y la imagen de estos quioscos, de manera que se integren mejor en el espacio urbano y resulten, también, más atractivos”, explica Natalia Chueca.

Elemento clave a tener en cuenta será también la accesibilidad, tanto del propio quiosco como de sus veladores. Se propone, también, la posibilidad de construir pérgolas acristaladas permanentes que permitan la ampliación del espacio para veladores y, además, faciliten su uso en días con peor meteorología. De hecho, el calendario de apertura obligatorio será del 1 de marzo a 30 de noviembre, y los horarios serían de domingo a jueves hasta la 1.00 de la madrugada y viernes, sábados y víspera de festivos hasta las 2.00.

El plazo de las concesiones será de 20 años no prorrogables, y el canon anual oscilará entre los 5.600 y los 23.900 euros. Esta oscilación en el canon se explica fundamentalmente por dos factores: La rentabilidad estimada de la concesión, que depende fundamentalmente de la ubicación, del espacio disponible -abierto y cerrado- del quiosco y del espacio para instalar veladores; y la rentabilidad que se ve minorada por la financiación de la inversión mínima necesaria para su puesta en funcionamiento, de acuerdo a su estado de conservación y la necesidad de instalar suministros y aseos adaptados.

Entre los elementos que se valorarán en el proceso del concurso figuran, además de ofertas sobre el propio canon, detalles tan importantes como el número de empleados a tiempo completo que vaya a tener el quiosco; la accesibilidad; las mejoras estéticas ofertadas; mejoras medioambientales que incorpore el proyecto (uso de energías renovables, eficiencia energética, instalación de aparcabicis); la oferta de alimentos saludables, etcétera.

También será valorada la oferta cultural que pueda incorporarse dentro de las actividades del quiosco. Del 1 de junio al 15 de septiembre se podrán programar conciertos al aire libre, aunque también podrán desarrollarse propuestas culturales de otro tipo el resto del año. Como novedad, y en aquellos quioscos que lo permiten se valora también en esta ocasión la instalación de zonas infantiles y de juego por un valor superior a 18.000 euros.

Para cada uno de los quioscos a concurso se ha realizado un análisis desde el punto de vista arquitectónico para que los interesados puedan conocer todos los detalles de la situación real de la construcción y de sus posibilidades. El pliego establece también las vías oportunas para que las personas interesadas en presentar ofertas puedan visitar el espacio para valorar mejor todos los detalles.

El plazo para la presentación de las ofertas se fija en treinta días naturales contados desde el siguiente a la publicación del anuncio de licitación en el Boletín Oficial de la Provincia de Zaragoza. Cuando se produzca el fallo definitivo de la mesa de contratación, los adjudicatarios resultantes tendrán 60 días para presentar el proyecto de remodelación del quiosco. Una vez aprobado, el plazo para realizar las obras necesarias deberá ajustarse al que establezca la licencia urbanística para las mismas.

 

Los interesados pueden ponerse en contacto con la Asociación de Cafés y Bares de Zaragoza mandando un correo a asocabar@cafesybares.com y le derivaremos para el trámite a la persona correspondiente.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies