La Junquera: un oasis en Zaragoza

La Junquera: un oasis en Zaragoza

El espacio multiocio ‘La Junquera’, que está a punto de cumplir 70 años de vida, sigue creciendo y ofreciendo cada vez más a sus clientes: restaurante, terraza, asador, salones privados y zona infantil para organizar eventos de todo tipo.


Lo que empezó como un chiringuito improvisado en medio de la huerta zaragozana para ofrecer refrescos a aquellos que iban a cultivar a la zona se ha convertido en uno de los establecimientos más conocidos de Zaragoza. Entre el primer escenario y el segundo han pasado casi 70 años y tres generaciones de la familia Burillo. “Mi abuelo comenzó vendiendo refrescos en el terreno que tenía en esta zona, poco después construyó una caseta de adobe, donde también acudían los militares o la gente que iba a pasar el día”, explica su nieto David, quien ya tomó hace años las riendas del negocio junto a sus dos hermanos, Alberto y Jesús.

Entre el abuelo y los nietos La Junquera fue gestionada por Jesús, hijo del primero y padre de los segundos, junto a su esposa, Mari Carmen. Ellos fueron los responsables de que el establecimiento siguiera creciendo y crearon, entre otras cosas, el asador que tanto ha popularizado este negocio. “Habilitaron una zona de barbacoas y merendero para que la gente fuera a hacerse sus brasas y la idea fue tan aceptada que hoy en día sigue llenandose día tras día”, explica David, que en los últimos años ha apostado por continuar con la diversificación y ofrecer cada año nuevas alternativas a sus clientes.

De esta forma, ya no solo cuentan con bar, restaurante y zona de barbacoas, sino que además ofrecen salones privados para cualquier tipo de acto, evento o celebración, y su terraza ‘lounge’ es una de las más cotizadas de Zaragoza durante los meses de verano. No es de extrañar, ya que se trata de un oasis en la capital aragonesa, ya que en su jardín uno se olvida de que está a pocos metros de las calles de asfalto y los grandes edificios. Además, cuenta con un parking privado y una zona infantil de 2.000 metros cuadrados en la que los niños y sus padres pueden disfrutar al aire libre sin preocuparse. Además de castillos hinchables, columpios, porterías de fútbol o futbolines, durante los meses de buen tiempo cuenta incluso con monitores para que vigilen a los más pequeños.

Barbacoa La Junquera

La Junquera, por lo tanto, se ha convertido en un lugar de referencia para la celebración de todo tipo de eventos, desde reuniones de empresa a bodas o comuniones. Pero su acogedora terraza es la reina de la tarde-noche durante la primavera y el verano y su gran restaurante es una gran opción para los amantes de la carne a la brasa, la especialidad de la casa. “Somos de los pocos sitios en los que asamos con brasa auténtica de leña de carrasca”, asegura David Burillo, quien explica que una de sus máximas es defender los productos aragoneses, abundantes en su carta.

1 Comentario

  1. Esta de cine,tranquilo, buen servicio, entre naturaleza. Muy bien. Enhorabuena.

    Responder

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies