Vino, gastronomía y tradición en Cariñena

Vino, gastronomía y tradición en Cariñena

La comarca de Cariñena es muy conocida por sus vinos, pero cuenta con un importante patrimonio, una buena gastronomía y fiestas de interés turístico que cada vez atraen a más visitantes.

Cariñena es vino, pero también patrimonio, naturaleza, gastronomía y tradición. Cariñena es una comarca que tiene mucho que ofrecer y que lucha, cada vez con más fuerza, por hacerse un hueco en el mapa del turismo aragonés y español. Por eso viajamos hasta esta región, situada a pocos minutos de la ciudad de Zaragoza, para descubrir sus encantos, su hostelería y su gastronomía de la mano de una de las personas que mejor conoce esta tierra: Sergio Ortiz, presidente de la comarca Campo de Cariñena y alcalde de su capital, Cariñena.

“La comarca Campo de Cariñena tiene bastantes singularidades. El paisaje de los viñedos es espectacular, y cuando llega el otoño es un mosaico de colores precioso. Los amantes del deporte y la naturaleza pueden disfrutar de la Sierra de Algairén, en la que cada vez se hacen más rutas senderistas y de BTT, y del Valle del Huerva. También tenemos patrimonio interesante, incluso mudéjar, como las torres de Paniza y Longares, y fiestas de interés turístico. Este año, por ejemplo, se celebran los 350 años del dance del Paloteo de Longares, que se va a celebrar por todo lo alto los días 2 y 8 de septiembre. Y, por supuesto, la Fiesta de la Vendimia o el toro de ronda de Cariñena”, asegura Ortiz.

vino y gastronomía Cariñena

Un cliente entra en el Asador Los Toneles, situado en las afueras de Cariñena.

Pero si por algo es conocida Cariñena es por sus vinos, tan presentes en esta comarca que en la Fiesta de la Vendimia, declarada de interés turístico, la fuente de esta localidad cambia el agua por esta bebida, que sale por todos sus chorros para asombro de los visitantes.

“Cariñena se conoce en toda España gracias a sus vinos, pero todavía hay lugares en los que se tiene el recuerdo de los vinos de Cariñena recios y de alta graduación, un estigma contra el que tenemos que luchar, porque hoy en día en esta zona se hacen unos vinos de primera calidad, reconocidos y premiados”, pone en valor el presidente de la comarca y alcalde de Cariñena, quien destaca que incluso hay una variedad propia de la zona: “Hay que destacar que cada vez se está apostando más por vinos monovarietales y concretamente por la variedad Cariñena, que lleva el nombre de nuestra ciudad y nuestra Denominación de Origen, que es algo que no ocurre en ninguna otra denominación del mundo. Es una variedad que está en países como Australia, Sudamérica o en Francia y aquí resulta que la llamamos Mazuela. Tenemos que empezar a ponerla en valor y queremos que este proceso culmine en 2020 con un concurso mundial”.

Y aprovecha para mandar un mensaje reivindicativo: “Parece que Zaragoza se resiste a que los vinos aragoneses estén en la hostelería. Yo creo que hay vinos que no tienen nada que envidiar a los de otras regiones, afortunadamente cada vez es más fácil encontrar buenos vinos en esta tierra. Tenemos que potenciar lo nuestro y en la hostelería se debería ofrecer más vino de Aragón”.

Vino y gastronomía Cariñena

Un cliente espera en la barra del hotel- restaurante Casa Marzo, situado en Cariñena.

Pero el vino no es solo fuente de la economía y el empleo en la zona, sino también un argumento más para atraer visitantes a la zona. “El vino nos está sirviendo como nexo en el relato de venta de nuestro territorio a nivel turístico. Estamos trabajando mucho el enoturismo y tenemos una de las 30 rutas del vino certificadas en España. Hemos dado formación a todos los establecimientos que conforman la ruta del vino y cada vez tenemos más visitantes. En 2017 tuvimos 18.000 visitantes en bodegas y museos y por la oficina de turismo pasaron más de 11.000 personas”, indica Ortiz.

Otro argumento importante, cómo no, es la gastronomía, algo que cada vez tienen más en cuenta los turistas a la hora de buscar destino. “La gastronomía es una parte fundamental para el turismo. El último recuerdo que tenemos cuando viajamos es si comimos bien o no. Tenemos muchos restaurantes destacados, desde asadores a establecimientos de cocina tradicional aragonesa, pasando por bares de tapas y de vinos, que cada vez se van especializando más y cuentan con casi todos los vinos de la Denominación de Origen”, explica el presidente de la comarca.

vino y gastronomía cariñena

Los viñedos del Campo de Cariñena son un espectáculo de colores cuando el tono de las hojas comienza a cambiar. Foto 05: La barra de Casa Marzo, siempre repleta de tapas para sus clientes.

Y, para poner en valor la gastronomía, no hay nada más importante que la hostelería, un sector que está mejorando cada vez más en Cariñena: “Ha habido una mejoría muy importante en la última década. Los profesionales presentan los vinos en la mejor copa y a la temperatura más adecuada… Es muy importante, porque los hosteleros son los embajadores de nuestro vino y de nuestro territorio, los interlocutores con cualquier visitante que llegue a nuestra zona. Trabajamos con ellos en temas de formación y a los que forman parte de las rutas incluso se les audita”.

El turismo, toda una experiencia

vino y gastronomía cariñena

La fuente de Cariñena, llena de vino en la Fiesta de la Vendimia.

En Cariñena, cómo no, también apuestan por el turismo como una experiencia con actividades y rutas que unen cultura con gastronomía o enología. “Desde la Ruta del Vino se han sacado ayudas para que las bodegas y establecimientos hagan actividades. El año pasado, se hizo una cata bajo las perseidas que fue premiada como una de las mejores experiencias turísticas de Aragón. Y ahora estamos trabajando en un proyecto muy bonito con las comarcas de Belchite y Valdejalón para hacer una ruta gastronómica que va a llevar el nombre de Goya y de Juan Altamiras, que fue un monje franciscano que nació en La Almunia y murió en Cariñena. Fue coetáneo del pintor aragonés y en 1745 publicó un libro de recetas titulado ‘Nuevo arte de cocina’ que fue tan copiado y novedoso que muchos le consideran el cocinero más importante del siglo XVIII. Por eso en esta ruta se elaborarán platos y tapas basados en la cocina de este monje”, finaliza Ortiz.

 

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies