Bar Morrete: Producto aragonés y mucho estilo

Bar Morrete: Producto aragonés y mucho estilo

Abrió sus puertas el pasado 1 de septiembre en la Plaza San Pedro Nolasco para ofrecer los mejores productos aragoneses del mercado.

Hay bares que por su nombre ya incitan a entrar. Es el caso del Bar Morrete, que abrió sus puertas el pasado 1 de septiembre con una idea clara; ofrecer producto aragonés y de calidad.

Situado en la Plaza de San Pedro Nolasco de Zaragoza, este establecimiento con un encanto peculiar, corre a cargo de la gestión de Javier Rada: “Abrí el Morrete porque me quedé sin trabajo y me di cuenta de que las circunstancias laborales eran muy delicadas, así que decidí em­prender y autoemplearme”.

Pero Javier no empezaba de cero. Su larga trayectoria en la hostelería ha hecho que cuide todo al míni­mo detalle. “En 1977 empecé en la restauración y desde 1988 fui mai­tre de hotel, así que ahora busco profesionales acordes a mi pensamiento y manera de ver esta profesión”, asume. Por ello, ha querido contar con su viejo amigo y cocin­ero Francisco Muela, que cuando recibió la llamada de Javier se animó a tomar las riendas de la cocina del Morrete. “Durante 5 años trabajamos juntos en diferentes hoteles y quise contar con el en este proyecto”.

En la barra del Morrete se pue­de encontrar una gran variedad. Des­de tapas, y pinchos, hasta raciones. Todo elaborado con sus propias manos. “No hay nada congelado, ex­cepto lo que exige la normativa. Ten­emos toda variedad de quesos de Radiquero y de Acebo del Moncayo. He contactado con una empresa de jamones de Teruel, queremos que todo sea D.O”, detalla Javier.

Y es que, el paso de los años ha hecho que este maitre sepa muy bien el producto que quiere mane­jar: “En el Morrete tenemos costilla a la brasa, chuleta de vaca vieja, de buey y ahumados”.

Además de por su gastronomía, destaca por su decoración moder­na y desenfadada, a cargo de Saray Rada, hija de Javier. “Hemos creado un pequeño salón privado para cele-brar comidas o cumpleaños. El espa­cio es para un máximo de 10 perso­nas pero nos adaptamos a todo”.

A pesar del poco tiempo que lleva abierto, y casi sin darse a conocer, la gente no duda en sentarse en su pequeña terraza y disfrutar de la plaza San Pedro Nolasco.

2 Comentarios

  1. Enhorabuena Javier. A ver si me escapo un dia a verte. Esto tiene buena pinta.

    Responder
  2. Felicidades por la iniciativa Javier,seguro que va fenomenal,tu profesionalidad es un grado !! Cuando pueda me acerco a veros y por supuesto a degustar esos manjares de nuestra tierra,un saludo

    Responder

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies